Eike Batista contraataca con su puerto en Atacama por US$450 millones

Otrora el hombre más rico de Brasil y condenado por corrupción

El brasileño Eike Batista, a través de Copiaport-E reingresó a evaluación ambiental su proyecto de construcción de un megapuerto en la Región de Atacama por US$450 millones.

A poco más de un año de que el SEA rechazara esta iniciativa portuaria en la Hacienda Castilla, específicamente en la Península Punta Cachos (entre Copiapó y Caldera), y en el mismo lugar donde años atrás fue desechada la construcción de la polémica Central termoeléctrica Castilla, Batista insistió con la presentación de un remodelado plan para levantar dos terminales internacionales, uno para contenedores y otro para “graneles limpios”, este último que beneficiaría a los exportadores argentinos.

Se trata del mismo empresario considerado hace menos de una década como el más rico de Brasil y el octavo del mundo, y que entre 2008 y 2012 intentó levantar la Central Castilla, cuya construcción fue rechazada judicialmente, salpicando políticamente al entonces primer gobierno del Presidente Piñera, por las continuas manifestaciones públicas en contra de la inversión.

En 2017, Batista acaparó los titulares de la prensa mundial tras ser detenido en su país por corrupción. En 2018 fue condenado a 30 años de prisión, y luego, en 2019, fue nuevamente condenado a otros ocho años por uso de información privilegiada en la bolsa.

Ahora, Batista —a través de la panameña Ardpoint Holdings Inc, controladora de Copiaport-E— quiere levantar a partir de 2022 un puerto con terminal de graneles limpios (maíz, trigo y soya), terminal multipropósito, más módulos de desalinización de agua de mar y edificios de administración. También considera la construcción de caminos y una línea de transmisión eléctrica de 60 kilómetros.

Comenta esta Noticia!