Chuquicamata Subterránea tiene a sus primeros operadores reconvertidos

Chuquicamata Subterránea sigue haciendo historia. Esta vez, lo hace escribiendo en sus páginas los nombres de los primeros trabajadores transformados de otras áreas de la división, quienes con inmensa alegría suscribieron oficialmente su traspaso para continuar aportando al progreso de Chile.

Tras 20 años de ejercer sus labores en distintas áreas de Chuquicamata, Daniel Villanueva dejó atrás su camión de extracción (Caex) para operar los modernos equipos Jumbo, que perforan bajo tierra. Su motivación fue la empleabilidad y asumir un nuevo desafío con el que corona su trayectoria, pasando de ser minero de rajo a uno subterráneo.

“Me siento orgulloso y honrado de pertenecer a la gran familia de Codelco. Soy el primero en firmar, así que estoy feliz por mi familia y también por seguir aportando a mi división”, manifestó emocionado el trabajador y agregó que “este nuevo desafío lo he tomado con seriedad, dando lo máximo de mi como trabajador para el progreso del país”.

Por su parte, Nicolás Rivera, gerente general de la división, junto con felicitar a estos siete trabajadores, sostuvo que “estamos muy felices que nuestra gente, nuestros chuquicamatinos, sean los forjadores de nuestra mina subterránea. En nuestra división, siempre habrá espacio para las personas que ponen su experiencia, talento, compromiso y cariño al servicio del presente y futuro de Chuquicamata. Chile necesita de la fuerza de nuestra gente y espera lo mejor de nosotros”.

Pioneros

Daniel fue parte de los primeros trabajadores en firmar su traspaso a la mina subterránea, concretando así una de las etapas más representativas de la Transformación que vive el yacimiento. Así lo destacó el superintendente de Operaciones de la mina subterránea, Nicolás Jamett, quien explicó que “estuvieron meses aprendiendo las operaciones unitarias de la mina subterránea en la división El Teniente y hace un par de meses comenzamos la explotación de nuestra mina con personal propio”.

Asimismo, detalló que “todas las actividades que realizamos como extracción, perforación y tronadura, mantención y chancado lo hemos hecho estos meses con personal propio. Por lo tanto, es un hito relevante que esta gente empiece a formar parte de la gerencia”.

Jorge Pizarro es otro de los trabajadores pioneros, quien firmó como mantenedor de equipos móviles de la mina subterránea, destacando que “estoy contento por este logro que no es solo mío, sino que también de mi familia y de mis compañeros porque dejamos muchas cosas para sacar adelante este desafío y aportar a los cambios tecnológicos para que la mina siga creciendo, como lo hicimos con Chuqui rajo”.

El proceso comenzó en el 2017 cuando estos trabajadores tomaron la oportunidad de sumarse al inicio de las operaciones de la mina subterránea. Tras la selección fueron llevados a división El Teniente, donde se empaparon de una nueva forma de trabajar comenzando así su transformación.

El operador mantenedor especialista Giovanni Toledo, quien también firmó su traspaso, relevó que “se respetó lo comprometido del principio. El gerente de la época dijo que no iba a existir menoscabo de ningún tipo y así fue. En nuestras áreas de origen era otro sistema y llegamos a un sistema nuevo donde tenemos que adaptarnos con el compromiso que tenemos nosotros por la transformación”.

También firmaron su contrato, Andrés Vergara, Williams Vivanco, Cristian Cuello y Andrés Campos.

Con optimismo y alegría comienza un nuevo capítulo en la historia de Chuquicamata, con sus trabajadores que ya inmortalizaron 100 años del yacimiento y que hoy asumieron el desafío de transformarse para seguir aportando al desarrollo y progreso de Chile.

Comenta esta Noticia!