Gonzalo Bofill dice que fórmula de reforma laboral amenaza con generar importantes conflictos

Muy crítico del ambiente político y empresarial se mostró Gonzalo Bofill, presidente de Empresas Carozzi, en la carta dirigida a los accionistas en la memoria 2014 de la empresa.

El empresario señaló que el año que recién pasó fue complejo para Chile. «Los cambios regulatorios propuestos por el nuevo gobierno a un parlamento que a su vez, también se iniciaba con una nueva composición de fuerzas políticas, tuvo como resultado la aprobación de reformas como la tributaria y la educacional, que generaron fuertes incertidumbres, no solamente en lo que implicarían en su aplicación práctica, sino que también en las certezas jurídicas con que había operado el país hasta entonces».

A ese escenario sumó los «escándalos financieros, acusaciones de colusión o abusos empresariales, tráfico de influencias y una serie de denuncias de malas prácticas», las que generaron «una dramática pérdida de confianza en el empresariado, que terminó arrastrando a la ya alicaída credibilidad de los partidos políticos y del propio gobierno, sumado a otras instituciones, como la Iglesia e, incluso, el Poder Judicial».
Todo lo anterior derivó, naturalmente, señaló, en una crisis de credibilidad de la ciudadanía en las instituciones.

De acuerdo al empresario, estos factores afectaron la economía y «pasamos a tener un crecimiento económico de 1,8%, muy por debajo de lo que acostumbrábamos, lo que sumado a anuncios adicionales, como una reforma laboral, que en la forma como está propuesta amenaza con generar conflictos sindicales importantes en el futuro».

Agregó que si a todo lo anterior se agrega la baja en el precio del cobre y su incidencia en el valor del dólar, la aprobación de leyes como el etiquetado de alimentos, por ejemplo, «podemos concluir que 2014 no fue un buen año para Chile y, por ende, tampoco para Carozzi».

Con todo, dijo que mira el futuro con optimismo, teniendo siempre presente que Chile debe «volver a creer en sus instituciones y recuperar las certezas jurídicas» y que se necesita que el país siga siendo un polo de atracción para nuevas inversiones que le den sustentabilidad al crecimiento, para que así logremos traspasar el umbral del desarrollo económico y social. ( Fuente: DF )

Comenta esta Noticia!