CPC Rechazó Modificaciones que Eliminan Sanciones a Dirigentes Sindicales

El presidente de la CPC, Alberto Salas, criticó que se descartará la condición “pacífica” de la huelga, y la exclusión de causales de pérdida de fuero de los dirigentes sindicales, entre otros. Ayer se votaba el proyecto en particular en la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja.

El presidente de la CPC, Alberto Salas, atendiendo los cambios introducidos por el Gobierno al proyecto de reforma laboral, rescató que se hayan incluido indicaciones que apuntan a considerar el tamaño de la empresa en las multas de prácticas antisindicales, y también que se le reste protagonismo a la Dirección del Trabajo. A pesar de esto, el tenor de su análisis fue más bien crítico, rechazando que “se elimine la condición “pacífica” de la huelga; que se elimine la potencial sanción de pérdida de fuero a aquellos dirigentes sindicales que hayan ejercido la práctica desleal del uso de la fuerza moral o física; que no se ponga fin al sindicato del día después; y que, en el caso de los servicios mínimos, se baje el estándar en la definición de éstos”.

Por otra parte, afirmó –atendiendo el adelanto de la entrada en vigencia de la ley– que “sería positivo que las pymes se puedan adecuar con tiempo a los cambios, y por eso, un plazo de alrededor de un año, nos parece prudente”.

Con todo, el Ejecutivo presentó oficialmente la totalidad de las indicaciones al proyecto de ley de reforma laboral en la sesión de la tarde noche de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, donde comenzaría la votación en particular del articulado.

Finalmente, la disposición del Ejecutivo fue de colocar un plazo de vacancia legal de 6 meses desde la promulgación de la ley. Según explicó el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, esto se debe a una tramitación en el Congreso más larga a lo esperado, por tanto la ley se comenzaría a implementar a principios de 2016.

Dentro de los cambios se recalcó la reincorporación de la posibilidad de presentación de proyectos de contrato colectivo de las federaciones y confederaciones. En este sentido, será necesario que estas acuerden de manera previa con él o los empleadores, además de contar con la venia de la mayoría absoluta de los trabajadores afiliados que tengan capacidad de negociar colectivamente en la empresa respectiva.

En el caso de las prácticas antisindicales o desleales, estas estarán sancionadas con multas de 10 a 300 UTM, considerando la gravedad de la infracción, tamaño de la empresa y el número de trabajadores involucrados.

Si bien en un comienzo se había dejado de lado a las mypymes en el proceso de entrega de información a los sindicatos, las indicaciones apuntaron que estarán deberán proporcionar anualmente la información financiera y contable que se encuentren obligadas a llevar de acuerdo a la normativa vigente.
Otra de las disposiciones modificadas tiene que ver con la extensión del fuero sindical por 90 días (frente a los 60 días en la versión original) de los dirigentes que hubieses negociado el contrato colectivo. Además se incorpora en esta disposición a las mujeres que hayan sido invitadas a formar parte de la mesa negociadora.

Para la configuración de servicios mínimos durante la huelga, las indicaciones especificaron (respecto del resguardo productivo de la empresa) que solo se atenderán las operaciones estrictamente necesarias para evitar un daño grave, actual e irreparable de las instalaciones.

Estrategia

Comenta esta Noticia!