Disminuir la contaminación y los residuos a través de su valorización y reutilización en procesos es el eje de desarrollo que está trabajando Melón. Este proceso es parte de lo que se denomina “Ecología industrial” y que justamente apunta a identificar cómo los procesos de la compañía, sus materias primas y sus residuos pueden convertirse en elementos que puedan reutilizarse –disminuyendo costos o incluso abriendo nuevos negocios- para reemplazar materiales de mayor costo o cuyo impacto ambiental es mayor.

Es así como la empresa está trabajando en sus plantas con esta premisa varios proyectos que incluso han sido premiados por su aporte ambiental. “Una de nuestras mayores preocupaciones es el cuidado ambiental y disminuir el impacto en las comunidades aledañas a nuestras plantas. Los procesos aplicados bajo la ecología industrial son altamente beneficiosos porque tienen tres ventajas: permiten disminuir la contaminación total, ayudan a una mayor legitimidad frente a la comunidad y  permiten valorizar residuos y, por lo mismo, hacer las operaciones más eficientes”, destaca Ricardo Pareja, gerente de Seguridad y Medio Ambiente de Melón.

Melón comenzó hace más de una década, en su planta de La Calera, el proyecto de valorizar los residuos que se generan en la industria cementera y así reducir tanto los procesos de combustión como de emisión, a la vez de utilizar material de desecho.  La implementación del tema vino por el lado de la fabricación del cemento y el reemplazo de una de sus materias primas.

Las cenizas que se producen de la combustión del carbón en las plantas generadoras de electricidad presentes en la zona de Puchuncaví, propiedad de la empresa AES Gener, es la materia prima que Melón está usando en la fabricación del cemento y que reemplaza el uso de la puzolana. La cual en el caso de Melón se extrae de la Cantera Las Casas, ubicada en la comuna de Pudahuel a 150 km de Planta Ventanas y 120 Km de Planta La Calera, con el impacto en transporte que eso significaba.

El uso de las cenizas como materia prima en la fabricación de cemento, se consolidó con la entrada en operaciones de la nueva Planta que Melón inauguró en el año 2011 en el sector del complejo industrial de Ventanas. Lo anterior ya que la cercanía de ambas plantas ha significado un mayor impacto positivo tanto para las empresas como para la comunidad. Por un lado se han disminuido los procesos logísticos de traslados de materias primas, y por otro han bajado la cantidad de envíos de las cenizas a botaderos y su acopio. Adicionalmente se puede mencionar la importante reducción de la huella de carbono.

Durante el año 2012, se eliminaron 35.197 toneladas de cenizas en las plantas de Melón de Ventanas y La Calera.

Ricardo Pareja comentó que “la implementación y ejecución de este proyecto, le ha permitido a Melón mejorar su línea base ambiental, disminuir los impactos viales y los costos entre otros. Adicionalmente estamos contribuyendo a reducir un problema de residuos para la quinta región al reciclar nosotros como materia prima, los residuos generados por otra empresa”.

Recientemente, esta iniciativa fue distinguida con el premio “Mejoramiento del Medio Ambiente” entregado por la Asociación de Empresas de la V° región, distinción que se le entrega a las empresas de la zona con los mejores proyectos. En este caso Melón junto a AES Gener, fueron reconocidos en la misma categoría, por la implementación del innovador proyecto que contribuye al mejoramiento ambiental del parque industrial de Puchuncaví.(Melón)

Últimas Noticias

Conociéndonos Más

Francisco Gómez Gracia

 


InserTransfield Chile anuncia el nombramiento de su nuevo Gerente General

 

Leer más...

Estadísticas

Anuncio