La disputa que enfrenta a los sindicatos de Chuquicamata y que complicó la negociación colectiva anticipada

La Justicia acogió a tramitación una demanda interpuesta por los sindicatos 1, 2 y 3 que acusa prácticas antisindicales por parte de al empresa, el sindicato número 5 y el Minero.

Una fuerte disputa se mantiene entre los sindicatos de la mina más grande de Chile, Chuquicamata. Así, y lejos de terminar, los protagonistas de la contienda se mantienen firmes en sus argumentos, mientras la Justicia ordenó el cese inmediato de la negociación colectiva anticipada entre dos sindicatos y la empresa. Todo comenzó cuando los sindicatos Minero y 5 aceptaron la negociación colectiva anticipada con Codelco a mediados de enero. Instancia que fue rechazada por los denominados sindicatos “históricos”, quienes preferían una negociación reglada. Así, los grupos de trabajadores 1, 2 y 3 se restaron, pero cerca de 1.200 trabajadores de dichos sindicatos no estuvieron de acuerdo y migraron hacia los que sí optaron por negociar anticipadamente.

Pero un fallo del Juzgado de Letras de Calama le puso suspenso al proceso de negociación colectiva anticipada. Lo anterior, porque acogió a tramitación una demanda que fue interpuesta por los Sindicatos 1, 2 y 3 de la División Chuquicamata, ordenando el cese inmediato del proceso de acuerdo anticipado con la cuprífera. Sin embargo, la negociación anticipada se cerró el lunes con Codelco y consideró beneficios por $14,5 millones y un reajuste de 1,2% por persona. Beneficios que fueron repartidos el martes, antes de que el Juzgado notificara a la cuprífera sobre la resolución -aviso que dio el miércoles-. Pero ¿por qué denunciaron los sindicatos históricos? Las organizaciones de trabajadores acusaron prácticas antisindicales por parte del sindicato Minero, el número 5 y Codelco -algo que la firma asegura fue más bien una medida para evitar la fuga de sus afiliados a los que sí aceptaron negociar anticipadamente-. “Codelco y los sindicatos que participaron en la negociación colectiva anticipada actuaron no sólo en el marco de la ley sino que en el marco de respecto de la autonomía de las organizaciones sindicales y la libertad individual de las personas de afiliarse a sindicatos y/o participar en procesos de negociaciones colectivas” Codelco “Fue por no respetar las condiciones de representatividad y aprobación del 35% del Estamento Rol B y por contemplar en estas negociaciones a trabajadores recién desafiliados a partir del 9 de enero de 2019 de los Sindicatos 1, 2 , 3 de Chuquicamata”, reza la resolución del fallo del Tribunal. Por su parte, desde Codelco afirmaron que “debemos confirmar –como es de público conocimiento- que el proceso de negociación colectiva anticipada se cerró el día lunes 4 de febrero del presente, por lo que esta resolución es extemporánea”. La respuesta de los sindicatos Como reacción al fallo de la Justicia, desde el Sindicato 1 señalaron que “de esta resolución judicial, ha quedado de manifiesto que Codelco más los sindicatos denunciados Minero y 5, actuaron claramente al margen del derecho, de la ética y de los valores fundamentales de la relación laboral colectiva”. “Estamos convencidos que estos actos, son parte de un ataque sistemático a los sindicatos, criminalizando el proceso de negociación colectiva reglada”, agregaron. Pero, ahora vendría la arremetida de los sindicatos demandados, ya que anunciaron que están evaluando una serie de acciones legales y hasta una demanda colectiva con el fin de recuperar los fondos de retiro de los trabajadores que se integraron desde los sindicatos 1, 2 y 3 hacia sus filas. En relación con los fondos de retiro, el dirigente del Sindicato Minero, Daniel Díaz, enfatizó a Emol que ese dinero le corresponde a los trabajadores porque “es plata que han impuesto ellos mismos”.

El dirigente del Sindicato Minero explicó que el problema radica en que los que se fueron de los sindicatos grandes perdieron su derecho al fondo de retiro, que es una forma de ahorro mensual establecido por las organizaciones de trabajadores y que considera una cuota de $30.000 mensual, que son pagados al socio cuando se va de la empresa. Sin embargo, al momento de cambiar de sindicato, los trabajadores no pudieron acceder a “llevarse” dichos fondos, por lo que el sindicato número 5 y el Minero estarían por presentar acciones legales para que sus nuevos afiliados no pierdan dicho ahorro. “Esto está recién empezando”, dijo el dirigente. Las actitudes que han tenido los sindicatos históricos, de acuerdo con Díaz, son “matonescas, mafiosas, mandaron gente a sacar fotos a las personas que se estaban cambiando (a los otros sindicatos). Los amenazan con quitarles los beneficios. Esto es la antítesis del sindicalismo”. Cabe destacar que tras el cambio de los afiliados (que se estima un cifra en torno a las 1.000 personas), entre el Sindicato Minero y 5 tendrían unos 1.500 afiliados, mientras que en los sindicatos “históricos” unos 2.500 trabajadores en total.

Fuente: Emol

Comenta esta Noticia!