Maximizando la prevención de silicosis y enfermedades pulmonares

EL VALOR DE INCREMENTAR EFICIENCIA EN MITIGACIÓN DE POLVO EN FAENAS, CAMINOS INDUSTRIALES Y VÍAS TERCIARIAS

El Polvo en suspensión, o Material Particulado (MP); es un serio problema y riesgo para la salud pública, y principal causa de enfermedades laborales respiratorias, tales como la silicosis, cáncer de pulmón, tuberculosis, enfermedades cardiovasculares e inflamaciones respiratorias. Los trabajadores más expuestos se encuentran en los sectores de minería, construcción, infraestructura y agricultura.

La silicosis es inhabilitante, progresiva e irreversible, causando invalidez física y la muerte. De acuerdo con el Instituto de Salud Pública, en Chile existen más de 1000 pacientes con silicosis diagnosticados, y se estima que hay muchos casos más sin diagnosticar. De acuerdo con la literatura, las faenas mineras tienen una tasa de prevalencia entre un 3% y un 36%, dependiendo de las medidas de prevención implementadas, ubicación y tipo de faena (cielo abierto v/s subterránea).

                                                                                            

 

                                                                                                         

 

¿Cuál es el impacto de enfermedades como la silicosis?
El impacto de enfermedades como la silicosis se puede medir en costos socioeconómicos, como son la importante pérdida de expectativa de vida y con ello la productividad del trabajador e indemnizaciones laborales onerosas.  Las pérdidas de expectativa de vida, se miden en años, al ser un factor de impacto severo, tanto para los pacientes, para los sistemas de salud; como también para las empresas como principales responsables.En los últimos dos años, se han registrado fallos que obligan a pagar indemnizaciones por silicosis del orden de $40 millones de pesos por trabajador indemnizado, sin contar con los costos legales de las partes.

¿Cuáles son las medidas preventivas y qué tan eficaces son?
Frente a estos riesgos, la industria minera previene y cuida a sus trabajadores facilitando y exigiendo el uso de mascarillas, mejorando y asegurando la calidad de la ventilación, junto a reducir, controlar y monitorear la exposición a labores con presencia de altos niveles de MP como son frentes de carguío, correas, concentración de pilas,  y  los caminos  de extracción donde se procura usar riegos frecuentes de agua con o sin aditivos que mitiguen el nivel de emisiones y concentraciones.

Las medidas de prevención se clasifican en medidas a la fuente de emisión, al canal y al operario. Las medidas más eficaces son las que hacen control en la fuente de emisión, destacando el uso de aditivos supresores, humectación y elementos de contención del polvo. Las medidas de protección al operario, tales como el uso de mascarillas que cumplan con las normativas de calidad, reducen el riesgo de silicosis en tan solo un 13%, de acuerdo a estudios realizados en la Universidad de Oxford. Por lo cual, es crítico controlar las emisiones de polvo en el mayor porcentaje posible para erradicar todo riesgo de silicosis y enfermedades pulmonares.

 

                                                              

 

 

OPORTUNIDADES DE MEJORAS EN CHILE

En las faenas de cielo abierto, los caminos de extracción representan más del 50% de las emisiones de polvo. Estos caminos se distribuyen aproximadamente en 50% caminos horizontales y 50% rampas (caminos con pendiente de 7% a 10%).

En Chile como en el resto del mundo; la principal estrategia de control de polvo en caminos es regar con agua, o con soluciones cloradas, por ejemplo bischofita, que consiguen hasta un 80%-85% de supresión del MP de 10 µg (MP10). La bischofita, tiene como limitante para el caso de caminos mineros de extracción, que no es posible considerarla en rampas, por generar alto riesgo de hidro-planeamiento, lo que provoca la pérdida de control en la conducción de los vehículos y Camiones de extracción (CAEX). Quedando de esta forma, el agua como principal supresor para las Rampas de CAEXs, alcanzando hasta un 40% de eficiencia MP10, sin provocar resbalamiento de neumáticos por la sobre humectación del camino.

Existe entonces, en las Rampas una brecha importante con más del 100% por mejorar, considerando que hay soluciones del 94%-99% en supresión de emisiones de MP10 y 2,5, aplicables a rampas y ya validadas en la Industria. Y un espacio de mejora del 15-25% para caminos horizontales.

En base a estos antecedentes, el equipo experto de tratamientos de supresores de polvo de ABCDust,  estima que para faenas de cielo abierto en Chile con más de 1.500 trabajadores, el beneficio potencial  por cerrar la brecha de emisiones; es mayor a USD 0,03/m2/año para caminos no pavimentados por cada 1% de eficiencia MP 10-2,5 mejorada. Sin contar con los beneficios a partir de una mejor relación con sus trabajadores y vecinos.

Siguiendo con esta línea, CODELCO en su compromiso por erradicar la silicosis y velar por la seguridad de sus operarios. Es por ello que en el año 2017, CODELCO NORTE – DIVISIÓN MINISTRO HALES realizó una licitación para probar los mejores supresores del mercado en sus rampas de extracción.  En la licitación se seleccionaron 4 soluciones (3 soluciones de polímeros y 1 emulsión bituminosa), entre ellas DMS-DS® de ABCDust. La prueba estaba compuesta de una prueba de frenado y el registro posterior de la capacidad supresora de polvo durante dos semanas, con un registro diario de los niveles de polvo y consumo de agua a cargo del DICTUC. (Más información de Caso CODELCO NORTE- DMH)

 

 

ABCDust, comprometidos en controlar el polvo y erradicar la silicosis:

En resumen, los caminos de extracción minera de cielo abierto y subterránea siguen siendo un área importante de riesgos para la salud, donde además se deberían focalizar esfuerzos por declarar los caminos de las faenas “libres de emisiones  MP 10 y 2,5”. Según la experiencia del equipo de Chile y las soluciones propias de ABCDust, cerrar la brecha de emisiones en caminos mineros tendría un costo de $u$1,2/m2/año.

Conscientes de la gran oportunidad en mejorar el control de polvo, y todo el peso que implica este problema; en ABCDust estamos comprometidos al 100% por el desarrollo de tecnologías y soluciones orientadas a la máxima prevención de silicosis y enfermedades pulmonares que afectan a nuestras comunidades, y trabajadores; además de formularlas con total cuidado al medio ambiente. (*Conozca nuestras innovaciones.*)

Asimismo, nuestra empresa ha incorporado la última tecnología de gestión y medición de polvo MP 10 y 2,5 sobre sistemas geo-referenciados dinámicos y estacionarios, integrando herramientas de fotometría, BIM,  IoT, con fuerte integración, visualización y análisis de datos para alcanzar altos niveles de optimización de consumo de agua, aditivos, sales, emisiones CO2, y materiales, junto a potenciar al máximo el control en materia de prevención para contribuir de esta manera al PROGRAMA MUNDIAL DE ERRADICACIÓN DE LA SILICOSIS PARA EL AÑO 2030.

Para mayor información sobre nuestras líneas de supresores de polvo y tecnologías. Consúltenos!

Comenta esta Noticia!