Sindicato de Enap: “Somos un chivo expiatorio en esta condición que se formó”

Asegurando que, a su juicio, ni la ministra Carolina Schmidt, ni el intendente Jorge Martínez, han sabido manejar la crisis ambiental que desde hace unas semanas viven las comunidades de Quintero y Puchuncaví, el presidente del sindicato de trabajadores de Enap Aconcagua, Marcos Varas, salió al paso de la responsabilidad que se ha cargado a la estatal en el evento de contaminación del pasado 21 de agosto.

Si bien, reiteró que como empresa no tienen responsabilidad en estos hechos, el dirigente sostuvo que en este enjuiciamiento “se cortó por el hilo más delgado”. Asimismo, se mostró sorprendido por la salida del exvicepresidente de la estatal, Gonzalo de la Carrera.

– ¿Cómo tomo la salida del exvicepresidente de Enap, Gonzalo de la Carrera?
– Siendo bien honesto me sorprendió su salida, no me lo esperaba. Si bien, no me molestó su decisión, me hubiese gustado que -entiendo lo que él plantea- se hubiera mantenido en su rol debido a que en todo grupo humano, y pese a nuestras diferencias de pensar, en este caso como directorio estábamos todos unidos junto a la administración y a los trabajadores de que nosotros no somos los responsables de la emergencia. Sin entrar en detalles, sentimos que aquí hubo una presión política para apurar en buscar un responsable, y por una circunstancia puntual, lo hicieron con Enap. Entonces, en ese aspecto, Gonzalo se sentía un poco amarrado de brazos.

– ¿Cómo recibieron la acusación de la Superintendencia de M.A. de que Enap es la responsable del evento de contaminación del 21 de agosto?
– Estamos dolidos y molestos porque sentimos que somos un chivo expiatorio en esta condición que se formó. Bajo nuestro punto de vista, que aquí hay algo mucho más allá que haber acusado a la Enap por algo en lo que hemos explicado que no somos responsables.

– En esa línea, ¿cómo analiza la labor de la Superintendencia de Medio Ambiente en esta emergencia?
– Cuando nos reunimos con dirigentes del área de la seremi de Salud, con gente de Quintero, o dirigentes del hospital de Quintero, nos comentaron que aquí en la Región la superintendencia no tiene más de 15 fiscalizadores, entonces, lo que uno ve aquí es que son un equipo sin mucha experiencia. Fue toda una improvisación, entiendo las circunstancias y se nos enjuicia con algo que ellos mismos saben que era algo que recién se estaba conociendo. Lo que estoy tratando de decir es que en esto hubo mucha improvisación, y hoy día lo que veo, por ejemplo, en la Ministra es una timidez cuando le preguntan por qué el Estado no obliga a las empresas a que haya una gobernanza.

– ¿Cree que la acusación contra Enap responde a un conflicto de interés?
– Han habido varias hipótesis de por qué se culpó a Enap. En ese sentido, lo que yo planteé es que al ocurrir esta emergencia, rápidamente se optó por salir a buscar una empresa que fuese la responsable, y en estos casos siempre se ha dicho que va a ser muy difícil saber con exactitud qué empresa podría ser. Por lo mismo, esto ha sido tan cambiante. O sea, primero se habló de compuestos como el metilcloroformo, microbenceno y el isobutano, sin embargo, luego se cambió al tema de percepciones de olores. Por lo mismo, en esa condición, lo que sentimos nosotros es que aquí se buscó responsabilizar a la Enap para bajar un poco la presión y creo que una vez que se emitió el nombre, o mejor dicho, se enjuició a la estatal era muy difícil retractarse después. Mi sensación y percepción es que una vez que se entró en este tema la cosa era sin retorno y al final no se va a saber a ciencia cierta quiénes fueron los que contaminaron.

– ¿Hay dudas de lo que pueda hacer el gobierno en esto?
– Claro. O sea, por qué el Estado le tiene tanto temor a las empresas privadas, por qué tiene tanto temor de intervenir a éstas y obligarlas a que no solamente inviertan en prevención, sino también en la salud y seguridad de las personas. O sea, todas las empresas tenemos un riesgo potencial de algún evento no deseado, ¿pero tenemos un cuerpo de Bomberos profesional que conozca los diferentes productos químicos que hay en las distintas empresas? Hay muchas cosas que uno ve, sin embargo, yo no veo esa misma fuerza que tuvieron para enjuiciar a la Enap y decir que ésta es la responsable. Eso causa mucha extrañeza y duda de cómo este Gobierno tiene el cuidado de no molestar a la empresa privada.

– ¿Se optó por el camino más fácil?
– Correcto. Nosotros lo hemos dicho de varias maneras que somos un chivo expiatorio, que se cortó el hilo por lo más delgado. En este caso, quien gane la demanda, al final será plata del mismo Estado. Entonces, se sabía que esto iba a ser muy difícil si es que no se contaba con un monitoreo como corresponde. Por tanto, entre ir a meterse con Oxiquim, que podría demandar de vuelta por una cifra mucho mayor, era más fácil hacerlo con una empresa del Estado.

– ¿Considera que la ministra Carolina Schmidt ha sabido manejar bien esta crisis ambiental?
– A mí parecer, no. Ni ella, ni el intendente. Siento que cada vez que escucho a la ministra da una sensación de morir con la botas puestas, en el sentido de que Enap es la responsable. Al final, hay algo que lo convence a uno de que esto es más una reafirmación política que algo con criterios técnicos. Desde mi punto de vista, deja entrever dudas y creo que ahí hay algo de maldad.

– ¿Genera esperanza de revertir esta situación en el hecho de que hoy arriben profesionales de la OMS a monitorear la situación de Quintero?
– Nosotros esperábamos que una vez estallada esta emergencia hubiesen venido estudios internacionales sobre este tipo de situaciones o emergencias, para así conocer las experiencias internacionales que han ocurrido. Me alegra que lleguen estos profesionales de la salud, pero también, nos gustaría saber cómo es la asesoría que se está recibiendo del gobierno de Finlandia. A nosotros lo único que nos preocupa es que pase el tiempo, que este tema se vuelva a diluir y solo sean medidas de parche. Sabemos que tenemos cosas que mejorar, pero éstas no tienen que ver con que nosotros seamos los responsables de esto.

– ¿Hubiese esperado que como primera medida el Gobierno paralizara las faenas industriales en la zona de Quintero-Puchuncaví?
– No podría señalar si la solución era detener todo. Lo que se ha tratado de explicar es que si tú no tienes un control riguroso de monitoreo va a ser muy difícil dar con el o los responsables. No se si se trataba de paralizar todo, pero cuando hicieron el monitoreo encontraron algunos puntos o dudas, sin embargo, prefirieron irse por un sistema de percepción de olores. Eso es lo que genera dudas.

– ¿Han tenido la oportunidad de reunirse con la presidenta de la estatal, Loreto Silva, principalmente, tras la salida de Gonzalo de la Carrera? ¿Cómo han sido esas conversaciones?
– Hemos estado muy encima de esto revisando y viendo las diferentes aristas que tiene este caso, y siempre con la mentalidad que vamos a defender la Enap, que no somos nosotros los responsables de esta emergencia. Ahora bien, tampoco lo hemos hecho con tanta fuerza porque no queremos aparecer con que sólo nos interesa defender a la estatal y no estar preocupados de lo que pasa con las comunidades.( eyn)

Comenta esta Noticia!