Planes de egreso en Chuquicamata consideran indemnizaciones de hasta $53 millones

Dicha oferta está destinada a trabajadores con incapacidad total o parcial y es adicional a la indemización legal. También se considera otro grupo que integra a los empleados sin posibilidad de reconversión tras la transformación del yacimiento, a quienes se les entregarían $44,8 millones.


Indemnizaciones especiales de hasta $53 millones por trabajador. Ese es el nivel que alcanzan los planes de egreso dirigidos a los trabajadores de la División Chuquicamata de Codelco, como incentivo a que abandonen la compañía en el marco de su transformación a una operación subterránea.

Así se desprende de un documento al cual tuvo acceso PULSO, en el que se detalla que el mencionado plan de egreso -que corresponde a un beneficio adicional a las indemnizaciones legales y que ya fue aplicado a trabajadores del área de refinería a comienzos de año- considera dos grupos de personas destinatarias: el primero, formado por enfermos profesionales y enfermos naturales crónicos con incapacidad permanente total o parcial; y un segundo grupo que integra a los trabajadores sin posibilidad de reconversión por la transformación de la mina. Mientras que para el primer grupo se considera una indemnización adicional a la legal de UF 1.950 líquidas ($53 millones, de acuerdo con el valor de la UF de ayer) y beneficios de salud por cinco años no prorrogables. En el segundo, la indemnización adicional alcanza UF 1.650 ($ 44,8 millones) y beneficios de salud por otros UF 432 ($11,7 millones), totalizando $56,6 millones.

Así las cosas, este plan se enmarca en las necesidades de transformación de la división, que en vista de su rentabilidad y operatividad futura, requiere la salida de 1.700 trabajadores a 2022, siendo el tema del plan de egreso uno de los puntos claves que ha mantenido a la empresa y a los trabajadores con tensas relaciones en los últimos meses e incluso con una advertencia de paro que esta semana fue desactivada por la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) hasta nuevo aviso.

En este contexto, fuentes conocedoras del proceso indicaron que a la fecha 72 personas salieron de la refinería, de las cuales 21 lo hicieron con el mencionado plan de egreso, mientras que el resto se sometió a movilidad interna.

“Es efectivo que en los próximos años la empresa debe reducir la dotación en 1.700 personas. Sin embargo, se ha omitido lo que hemos dicho con claridad, que este número de personal, en gran parte, corresponde a cerca de 390 personas que terminan su vínculo laboral (plazo fijo) y del orden de 1.100 que podrían acceder a un proceso de jubilación o a eventuales planes de egreso alternativos, acordes a la realidad del negocio”, dijo en un comunicado interno a los trabajadores, el gerente general de Chuquicamata, Mauricio Barraza, a inicios de julio.

El problema

“Este es un tema de salud. No tiene que ver con plata”, dice una fuente sindical de la División Chuquicamata, que intenta explicar los motivos por los que los trabajadores rechazan la oferta de salida que Codelco ha puesto sobre la mesa.

Lo anterior, dado a que la dirigencia sindical busca replicar los planes de salida del período 2013-2016 que consideraba cuatro grupos: enfermos profesionales y ENC con incapacidad permanente total o parcial; jubilados sanos y o pensionados; jubilables entre 54 y 64 años y otros interesados entre 46 y 52 años, con indemnizaciones especiales adicionales de UF 1.628 ($ 44,2 millones); UF 1.532 ($41,6 millones); UF 1.470 ($ 39,9 millones) y UF 1.365 ($ 37 millones), respectivamente.

Sin embargo, lo especial de este plan tenía que ver con que los beneficios de salud para los primeros tres grupos eran de por vida y que, además, consideraba aportes previsionales y beneficios educacionales, siendo en la práctica en torno al 50% o más, más de lo que hoy está ofreciendo la Corporación.

Lo anterior implica que pasados los cinco años, los trabajadores tendrían que retornar a una isapre o a Fonasa, cosa que causa temor por las enfermedades vinculadas a la minería.

“Ese plan de egreso significaba un aporte relevante a la salida del trabajador (…) lamentablemente fue mal administrado y generó un conflicto superior gatillando la intervención de la Contraloría. Esos planes de egreso no tienen justificación”, señaló el miércoles ante el Congreso el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, indicando que igualar estas condiciones es imposible.( La Tercera)

Comenta esta Noticia!