Minera Escondida entrega respuesta al sindicato, pero no incluye bono ni reajuste

Con alta expectación mira el mercado mundial del cobre el desarrollo de la negociación entre Minera Escondida y el sindicato de trabajadores, tanto así, que desde el comienzo de las conversaciones, el 1 de junio pasado, la cotización del metal rojo ha subido en un 6%, alcanzando niveles no vistos en los últimos cuatro años.

Ayer se cumplió un nuevo hito, cuando la firma controlada por BHP, propietaria de un 55% de esta, respondió formalmente a los requerimientos de los trabajadores, en una carta en la que les pidió a través del diálogo, “llegar a un acuerdo de beneficio mutuo y así abordar algunas materias como BTN (Bono de Término de Negociación) o reajuste, no contempladas en esta respuesta”.

Justamente estos aspectos son parte central del petitorio entregado por la organización sindical, en la que apuntan a un importante reajuste de un 5% de las remuneraciones y un bono que iría entre los $ 21 y $ 25 millones, además de mayores ingresos para los bonos de educación y la mantención del plan de salud que tienen actualmente.

Quien encabeza la comisión negociadora por parte de la compañía es Patricio Vilaplana, vicepresidente de Asuntos Corporativos de la firma. El ejecutivo, tras entregar la respuesta a los trabajadores, dijo: “En base al diálogo y un ambiente colaborativo, debemos entre todos generar las condiciones para proyectar nuestra compañía por muchos años más, atendiendo las necesidades de nuestros trabajadores, sus familias, la región y el país”.

Si bien aún no se manejan mayores detalles respecto de los ofrecimientos de la minera, Vilaplana enfatizó que “queremos que nuestros trabajadores sigan beneficiándose con un contrato que contiene las mejores compensaciones y remuneraciones de la minería privada en Chile, y para ello es indispensable que Escondida siga siendo sustentable en el futuro, manteniendo su enfoque en la productividad, eficiencia y modernización”.

En paralelo, ayer, la firma cerró la negociación en otra de sus operaciones en Chile, en minera Spence (ver recuadro).

Sindicato estudia propuesta

De parte de los trabajadores informaron que tras recibir “el extenso documento” existen muchos temas que revisar, proceso que iniciaron de inmediato en conjunto con los asesores legales.

“El análisis implica revisar el cumplimiento de los requisitos legales de la respuesta. Además, debemos revisar si nuestras legítimas demandas han sido al menos en parte acogidas por la empresa”, comunicaron a través de un informativo interno a los socios de la entidad.

Con todo, el sindicato dará a conocer los detalles de la propuesta a los trabajadores en asambleas informativas que se desarrollarán este jueves y viernes, posterior a eso, se daría inicio a las conversaciones con la empresa, en una mesa de negociación que se constituirá no antes del próximo 18 de junio.

De no llegar a buen puerto las negociaciones y según lo que establece la nueva ley laboral, recién a fines de julio podrían comenzar a realizarse las primeras votaciones por parte de los trabajadores, sobre una eventual huelga.

Este último punto es el que concentra la atención de analistas y expertos, por el efecto que se produciría en el mercado de repetir una situación como la que se vivió en 2017, cuando los trabajadores extendieron la huelga por 44 días, sin llegar a un acuerdo con la empresa, convirtiéndose en la paralización más larga de la industria.

18 de junio
En esa fecha se establecería la mesa de negociación entre la empresa y los trabajadores, quienes se encuentran analizando la propuesta.

US$ 780 mills.
perdió la minera por la huelga del año pasado.( ElMercurio)

Comenta esta Noticia!