Rancagua “ciudad minera” sería la principal causa de los altos costos en combustibles


Es que un estudio del Sernac, demostró que la Capital de O’Higgins, no solo es una de las capitales regionales con los precios más caros del país, sino también que la diferencia con el sector oriente de Santiago es de hasta 50 pesos.

Las razones: una supuesta colusión desde quienes expenden el combustible. Sin embargo, estas tienen un sustento de un peso mayor, pues a juicio de todos quienes tienen la palabra en este sentido, que Rancagua sea una ciudad minera, es la principal causa de esta injusta diferencia.
Para Alejandro Pujá, fundador y coordinador de la Organización de Consumidores del Libertador, ODECU, el problema radica en que históricamente la ciudad ha presentados altos costos en todo los aspectos. “No es un secreto de que esta ciudad sea una de las más caras para vivir, al igual que Calama o Antofagasta” señaló Pujá. “Claramente es una situación de abuso. No es primera vez, que pasa esto. También es cosa de ver lo mismo en productos electrónicos. Y todo por una capacidad económica instalada debido a la presencia de El Teniente” advirtió.
Capacidad que en la realidad no existe, pues los trabajadores de la cuprífera no superan los diez mil, considerando a los propios de la empresa, así como también a los contratistas. El resto: comercio, servicio y labores agrícolas. Igual que en el resto del país.
El problema es que según explicó el coordinador de ODECU, las empresas a veces apelan a la sobre competencia, olvidando que en Chile existen reguladores del marcado, lo que se reflejado en la ley antimonopolios. “Lo que hacen las distribuidoras es ordenar las tarifas, y eso es una acción colusiva” afirmó.
Pujá también se refirió a las recientes alzas de los taxis colectivos visto puestos en marcha en Rancagua. Dijo que a los gremios les falta un argumento técnico para llevar a cabo estos incrementos, sosteniendo que los colectivos han subido “así al ojímetro sin basarse en cálculos reales de costos, como se hace con el Transantiago”.
Desde el gremio de los Taxis Colectivos, la respuesta no se hizo esperar. Es que si hay quienes han visto el directo impacto que tiene en los consumidores de menores ingresos, el alto precio de los combustibles de Rancagua, son los colectiveros. Ellos son quienes deben reflejar las tarifas en los valores del los pasajes. Sin embargo, Eduardo Lillo, presidente de la Federación de Taxis Colectivos de O’Higgins, aseguró que si realmente se aplicara una tarifa congruente con el costo que tiene para los transportistas, esta debiera ser de alrededor de 800 pesos. “Así sería si nos basáramos en los indicadores económicos” señaló.
Lillo lamentó que el rancagüino deba sufrir altos costos por el efecto mineral El Teniente. “Piensan que somos todos mineros, y eso no es así” señaló.
Para Lillo, el único medio de enfrentar las alzas es elevando el pasaje. Algo que no ocurría hace dos años. “El problema nadie nos puede venir a acusar de que abusamos de las tarifas, porque nosotros venimos lo hacemos cada dos años y en Santiago sube todos los meses prácticamente” afirmó. Esto porque no es un secreto que Transantiago en un solo semestre ha elevado su precio en 60 pesos. “Nosotros somos concientes y tenemos claro el sentido social de nuestro trabajo. Lo bueno es que la gente nos entiende y por eso no ha habido grandes reclamos al respecto” finalizó.( El Rancaguino)

Comenta esta Noticia!