Trabajadores de Escondida se dividen a sólo meses de negociación colectiva

Mañana parte el proceso para crear un nuevo sindicato, cuyos líderes proponen un tono conciliador con la minera. El año pasado, el Sindicato N° 1 permaneció 44 días en huelga y deberá volver a negociar este año.


En marzo del año pasado, y tras 44 días, concluyó una huelga en Minera Escondida, la más larga en la historia de la minería privada. Pero el paro no terminó porque las partes llegaran a acuerdo, sino porque la dirigencia sindical, en una arriesgada maniobra, propuso a las bases activar un artículo del Código del Trabajo que le permitió aplazar por 18 meses la extensión del contrato entonces vigente.

Desde entonces las aguas en Escondida han estado lejos de permanecer quietas. Entre algunos trabajadores, hubo molestia por la forma en que se manejó la negociación, considerando que además de no obtener bono ni recibir sueldo por los días no trabajados, las relaciones internas quedaron dañadas. En ese contexto, mañana trabajadores de Minera Escondida comenzarán a votar la creación de un nuevo sindicato, paralelo a aquel que deberá negociar nuevamente este año, denominado Sindicato de Operaciones y Mantención MEL.

“Había gente que tenía más de dos cartas de amonestación de la empresa y que quería trabajar durante los días de huelga para no ser despedidos. El sindicato los amenazó con expulsarlos y así nació esta idea”, señaló un trabajador cercano a la nueva agrupación, detallando que BHP está al tanto de la iniciativa, dado a que se le pidieron los permisos para realizar la votación en las mismas faenas, pero enfatizando en que ésta no participa en el proceso ni es cercana a la nueva organización.

El dirigente, añadió que la idea es presentarse como un sindicato que busca el consenso a través del diálogo, con un tono más conciliador, y que busca evitar medidas como la huelga, siendo catalogado como una especie de socio estratégico.

Cronograma

En cuanto a la posibilidad de realizar una negociación colectiva anticipada, aseguró que esta opción se definirá una vez que esté concluida esta primera etapa. Lo que sí está claro es que este nuevo sindicato podrá negociar de manera separada del proceso que protagonizará el Sindicato N° 1.

En el comunicado, la directiva del eventual nuevo sindicato precisó que el proceso para la creación del mismo -que está siendo fiscalizado por la Dirección del Trabajo- se iniciará el 1 de febrero, con la inscripción de la organización, la elección del directorio y la aprobación de los estatutos. Asimismo, puntualizó que terminará el 9 del mismo mes y que de ser exitoso el sindicato se constituirá a los cinco días.

“Al inscribirse la persona queda eliminada de cualquier otra organización, siempre y cuando este sindicato se constituya, de no ocurrir la constitución por falta de quórum, esta inscripción queda anulada”, dice el escrito.

También se precisó que quienes quieran sumarse al nuevo sindicato deberán votar por hasta tres de los candidatos que encabezan el movimiento: Tommy Pincheira, Marcelo Fonseca, Frankie Fritis, Arturo Castillo y Pedro Mundaca; y que las votaciones se desarrollarán en las instalaciones de Minera Escondida, de Puerto Coloso y también en las inspecciones provinciales del trabajo de Iquique, Antofagasta, Copiapó y La Serena.

Fuentes cercanas al nuevo movimiento señalaron que para conformarse el sindicato deberá alcanzar un quórum que alcance por lo menos al 10% de la dotación de Minera Escondida, que supera los 2.500 trabajadores.

En el marco de este proceso, empleados de la minera comentaron que han enfrentado ataques verbales de sus pares que apoyan al actual sindicato. De hecho, en el escrito de invitación a las votaciones se señala que la iniciativa “no ha estado exenta de muchas dificultades y ataques injustificados de personas que no entienden que este es un proceso libre y soberano y que se necesitó de mucho coraje para llevarlo a cabo”.

Por su lado, la directiva del Sindicato N°1, liderada por Patricio Tapia, señaló a través de su página web y si querer dar más declaraciones, que en la empresa se ha desarrollado una estrategia destinada a golpear al Sindicato N° 1 y que busca su división.

“En este escenario surge de pronto un puñado de socios que convocan a la formación de un nuevo “sindicato” y se autodenominan “directorio” de algo que solo existe en su imaginación (…) cuando ni siquiera se ha realizado alguna votación”, sostuvieron, añadiendo que se concentrarán en preparar la negociación colectiva, revisar el desempeño de los bonos variables y en mantener contacto con los asociados.

El vicepresidente de la Federación de Sindicatos de Supervisores de la minería privada (Fesumin), Iván Mlynarz, señaló que la “creación de un nuevo sindicato en Escondida es una prueba de la conducción que ha tenido el antiguo”.

“Si el nuevo sindicato logra una buena cantidad de socios, la responsabilidad será de los dirigentes actuales, en cambio si el nuevo sindicato no nace o nace muy pequeño, será una señal de fuerza del sindicato antiguo”, remató.

En paralelo, el Sindicato N° 1 de Minera Escondida votará su salida de la Federación Minera, instancia multisindical ligada a la minería privada. Para incentivar a los trabajadores a votar ofrecieron incluso sortear camionetas entre quienes sufraguen.( La Tercera)

Comenta esta Noticia!