Centro de Interpretación que recuerda el rescate de los 33 mineros de Atacama está abandonado

Como “el desperdicio de un hito turístico mundial” catalogó uno de los mineros rescatado desde la mina San José el 2010, Luis Urzúa, el estado de abandono que presenta el Centro de Interpretación del rescate de los 33 trabajadores atrapados a 700 metros de profundidad en Caldera, una operación que fue vista por más de 1.000 millones de telespectadores alrededor del mundo.

El recinto, que fue inaugurado en octubre de 2013, no ha tenido mantenciones por falta de recursos y el último intento, a través de una gestión público-privada, también fracasó. Proyectos que buscaban complementar el centro, como un anfiteatro para eventos, una galería con tiendas de recuerdos de la epopeya y hasta mejoras en el camino, pasaron al olvido.

El director regional del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), Daniel Díaz, explicó que actualmente está en vigencia un convenio con la Municipalidad de Caldera, la cual apoya con la mantención, que bordea los cinco millones de pesos mensuales.

La autoridad adelantó que existe interés de parte del municipio por tener la concesión total del lugar y ya comenzaron la gestión para adquirir ese derecho. El subsuelo del lugar es propiedad de los dueños de la mina San José y la superficie está a cargo de Bienes Nacionales y de Sernatur.

A pesar de los daños y la falta de servicios que tiene el lugar, el año pasado este registró más de 25 mil visitantes.

Para Luis Urzúa, que también fue presidente de la ex Fundación Los 33, “esto es netamente un problema político, porque nosotros luchamos casi cuatro años para tener el Centro de Interpretación como corresponde”.

El minero detalló que cuando existía la hoy extinta fundación, nunca pudieron optar a un proyecto para adquirir la administración por la falta de recursos, dado que no obtuvieron las donaciones que en su momento les ofrecieron.

El memorial cuenta con ocho hitos numerados, que marcan la ubicación del campamento “Esperanza”, el acceso a la mina, la primera sonda que hizo contacto con los mineros y la de comunicación, el lugar del rescate, la sonda desde donde llegó el mensaje “Estamos bien en el refugio los 33”, el hospital y el helipuerto.

La alcaldesa de Caldera, Brunilda González, informó que durante el 2018 se van a potenciar hitos como el 5 de agosto, cuando quedaron atrapados los mineros; el 22 de agosto, cuando se da a conocer que estaban vivos, y finalmente, el 12 y 13 de octubre, con el rescate de los trabajadores.

González adelantó que a través de la Ley de Donaciones buscarán recursos para realizar mejoras al centro.

( El Mercurio)

Comenta esta Noticia!