¿Cómo detectar si su máquina de termofusión está fallando?

Uno de los grandes temores de los operadores es que las máquinas con las que están trabajando fallen repentinamente, ¿cómo continuar con la obra?, ¿cuánto tiempo demorará la reparación?, ¿cómo le digo al cliente?, parecen episodios de una película de terror.


No cumplir con los tiempos acordados con el cliente o gastar más de la cuenta en los presupuestado son algunos de los peores escenarios para toda empresa contratista. ¿cómo evitarlos?, anticipándonos a posibles desperfectos de los equipos.


Una alternativa, y la más importante de todas, es realizar una mantención preventiva periódica a las máquinas para detectar posibles fallas y revisar que esté en perfecto estado para comenzar un nuevo trabajo y la pesadilla de un problema en plena obra solo queda en un simple sueño. Además, este tipo de revisiones, nos ayudan a alargar la vida útil del equipo.

La rutina de todos los días


Una práctica que agradecen los Jefes de Obra es la revisión diaria de los equipos por parte de los operadores: una mirada simple a las principales piezas y prueba de algunas de las funciones básicas, para asegurarnos que todo está bien. 

 


¿Cómo hacerlo?, le daremos un checklist para su máquina de termofusión Ritmo:


1.Verificar que el manómetro funciona correctamente. Recuerde que debe certificarse 1 vez al año para asegurar que la medición entregada es la correcta según el instrumento patrón.


2.-Verificar que el manómetro mantenga presión, para lo cual se recomienda elevarla a 10 bar y mantener por 5 minutos. Luego repetir la operación a 40 bar. Para determinar que todo anda bien, basta con ver la lectura de la presión, la cual no debería bajar más de 1 bar en ese lapso de tiempo.


3.-Verificar en el plato refrentador, que los cuchillos estén afilados.


4.-Setear el termorregulador a una temperatura aleatoria y medirla con un termómetro digital para verificar que la programada en el termorregulador sea la misma que la indicada en el plato calefactor luego de la medición.


5.-Revisar que la superficie teflonada esté en buenas condiciones.


6.-Revisar en el carro alineador que los acoples hidráulicos no tengan filtraciones de aceite.


7.-Revisar en el carro alineador que los sellos hidráulicos no tengan filtraciones.


Con esta breve pero importante rutina, los operadores podrán asegurar el correcto funcionamiento del equipo para la jornada que está por comenzar y detectar posibles fallas para corregir a tiempo. Recuerde que es mejor tardar unos minutos más antes de iniciar el trabajo, que no poder hacerlo por un problema que pudo evitar.

Comenta esta Noticia!

Bienvenidos!

Hola, este es un mensaje de prueba.

Muchas gracias por visitarnos!