Ley REP, ¿Un aporte al medio ambiente o un deseo?

_mg_3610

 

Sr. Eduardo Acuña Fuentes

Director de Sostenibilidad y Medio Ambiente.

BCh Consulting

Sostenibilidad@bch.cl

 

 

 

En la actualidad se encuentra en estudio la exigencia de la Ley REP, Responsabilidad Extendida del Productor y es parte integral de la Ley 20.920 de Reciclaje. Revista Técnicos Mineros ha contactado al Director de Sostenibilidad y Medio Ambiente de BCh Consulting Sr. Eduardo Acuña Fuentes para que nos dé algunas consideraciones al respecto a la misma y de obtener su opinión respecto de cómo puede afectar esta medida al sector minero.

Estimado Eduardo, ¿ves algún efecto concreto respecto a la LEY REP en el rubro minero nacional?

La conducta del modelo económico de comprar, usar y botar, se hace insostenible, sabiendo por ejemplo que la tendencia nos indica que el 2050 la cantidad de plástico en el mar será  superior a la cantidad de peces. Esto es  sin dudas preocupante y lo que se nos debe venir a la mente no es un “estado policial ambiental” o una “ECO-TOPIA” sino un cambio de comportamiento responsable, no en pagar los daños sino en no generarlos.

La ley 20920 y REP están basadas en  estudios bastante específicos respecto a cómo se calculó esta responsabilidad y beneficios para el país sobre la base de productos prioritarios tales como;

  • Aceites lubricantes.
  • Aparatos eléctricos y electrónicos.
  • Baterías.
  • Envases y embalajes.
  • Neumáticos.

Estos productos prioritarios en la mayoría de los proyectos mineros están considerados dentro de su cadena de gestión, asumiendo que con los estudios realizados para fortalecer esta ley, la mayor parte del “descontrol” no proviene de este rubro, sino de los ciudadanos o empresas a pequeña escala.

Lo que no quita proactividad hacia otros residuos tales como chatarra, geotextiles, fibras y una serie de elementos como los  propios elementos de protección personal que  tiene un renuevo constante. Creo que el estándar minero en este aspecto debe fijarse sus propias metas y no solo cumpliendo lo básico, sino alcanzando por ejemplo a los residuos que están presentes por años sin generar transparencia, ni valor en ellos.

 

Decir, generar una minería sustentable es muy complejo y hasta contradictorio para algunos,  dado a ser un recurso natural no renovable, pero existen muchas pequeñas acciones que en suma pueden darse como ejemplo a nivel mundial. El uso del agua servida tratada como parte de riego de humedales artificiales, generar compost con los restos de alimentos, disminuir la documentación en papel, entre tantos otros, pueden ser pequeños ejemplos de buena voluntad  y de incidencia directa en el propio territorio explotado, disminuyendo las externalidades negativas a muy bajo costo, más que pagando para que se deshagan de ellas.

images

Una mirada satelital o fotografía aérea nos permite nos permite medir impactos negativos en lugares de operación.

 

 

 

¿Podría la Ley REP generar ciertos problemas en su aplicabilidad?

No es bueno generar una carga económica a priori, sino conocemos donde van a ir a parar las utilidades de un supuesto a través de convenios (de recolección, tratamiento y disposición en el mercado/territorio). Y este es un ítem de relevancia  a la hora del cambio de voluntad en la participación empresarial y ciudadana.

Existen una serie de brechas y metas, no resueltas aun respecto a un reglamento de aplicabilidad, dado a dejar los acuerdos de convenio al libre mercado  condiciones de bien común, lo cual puede generar desventajas comparativas entre un modelo de  organización y otra,  y solo sumar gastos, más que internalización del paradigma ambiental en la operación, corriendo el riesgo de efectismos más que de efectos.

Los planes de seguimiento al cumplimiento de la ley, el autocontrol que muchas veces se pliega a documentos encarpetados, son complejas vallas que hay que superar y que solo con empresas que se dediquen a manifestar la veracidad, más que la voluntad del contratante será posible salir adelante.

 ¿Existen medidas que condicionen la actual operación bajo la aplicación de la Ley REP?

Es de relevancia el tema de los costos ya que alguien deberá pagarlos, y claramente no va a ser la subida del precio del cobre, sino que el mejoramiento continuo de la actividad, mas las estructuras necesarias para el correcto tratamiento deberán ser con un plan de manejo adaptativo a cada realidad y foco industrial, ya que no es lo mismo transportar baterías o neumáticos en desuso desde Chuquicamata a Calama, que desde Altiplano a Iquique. Las reglas se van cambiando en el camino y las matrices de costos ya están montadas sobre otras bases, por ello agregar nuevos elementos es necesario consensuarlos dentro de un proceso dinámico.

Generar planes para un correcto manejo de los residuos, nunca va a ser malo, al contrario son los pasos a seguir para ser ejemplo mundial, mas también estimo que debemos ser responsables en la industria con vacios actuales de manejo de residuos como los riles, rises y emisiones, y seguir avanzando, pero estamos “vistiéndonos en la calle, mientras vamos caminando”. Las acciones deben ser concretas y no metas administrativas forzosas y algunas  veces inhertes desde el estado hacia los privados.

¿En concreto, cómo favorece al medio ambiento la Ley REP o bien cómo se relaciona la Ley 19300 y esta nueva exigencia legal?

Si vamos a comunas de Lampa u otras de las periferia de Santiago, o vamos a regiones como la sexta a orillas de canales o ríos, podemos ver la inmensa cantidad de residuos presentes en el diario vivir de los chilenos, el contar con una ley que comienza a avanzar hacia el control de microbasurales e irresponsabilidades individuales/colectivas, producidas por no saber qué hacer con los residuos es una meta ambiciosa y muy motivante. Vivir en un medio libre de contaminación, es una de las metas más importante a cumplir por la ley 19.300 y la propia constitución.

Creo que es necesario vincularnos a través de una visión sistémica concreta más que legalista, los errores más grandes a nivel mundial en temas ambientales, no han sido por que no tienen los permisos, planes de seguimiento e incluso las certificaciones, sino que estas buenas voluntades de sostenibilidad no han sido internalizadas por la propia organización, viendo el tema ambiental como un costo y letra muerta, más que la proyección económica del propio proyecto de forma real y efectiva.  Ahora bien por supuesto que una legislación que potencie estas prácticas ayudará mucho más a generar los cambios necesarios.

Ahora bien  esos liderazgos pasan por generar vínculos con la autoridad y los vecinos a través de auditorías voluntarias a las RCA para verificar las externalidades ambientales, no solo para mejorar la voluntades,  sino para dar transparencia y construir sostenibilidad en hechos. Generando cambios al interior de la minería que nos ayude a ser ejemplo. Así como lo somos en temas de seguridad industrial.

 ¿Cuáles serían tus recomendaciones respecto a lograr Sostenibilidad en las operaciones mineras y ésta nueva exigencia?

Si bien la ley avanzara para ser cumplida por todos los chilenos en alguna parte de esta cadena de valor, la minería tiene una enorme responsabilidad de liderazgo, de cambiar su posición en la huella de carbono asociada y por supuesto de la imagen corporativa ambiental instalada en nuestra sociedad. Educar a cada uno de sus colaboradores no como ítem a cumplir para acceder y trabajar en el proyecto, sino como forma de hacer las cosas día a día al interior de estos de forma natural, generando vínculos transversales desde el plano ejecutivo al último operario, de contar con líderes verdes, velar por las condiciones ambientales, no porque nos pueden pasar una multa o no cumplir una meta, sino porque es la conducta ética y el espíritu del propio proceso.

En este aspecto, uno de nuestros objetivos como área de sostenibilidad y medio ambiente es asesorar a líderes corporativos, promoviendo acciones verdes para aumentar sus números azules en sus organizaciones. Dado que valor accionario presente se ve afectado positiva y/o negativamente por la reputación. Y son las decisiones de sostenibilidad de hoy de las compañías mineras su valor futuro sobre las mismas.

Finalmente, en la medida que continúe la participación e integración de grupos de interés e incluyéndolos al desarrollo minero podremos estar presentes ante una muy buena ley. Salvaguardar la economía no significa estar en pugna con la ecología, más dado los hechos a nivel mundial es muy necesario potenciar los cambios de conductas y en ese sentido apoyar en Chile en un correcto futuro ambiental es un deber, cuidando y disfrutando en el presente nuestros activos biológicos, sólo así podremos dejar un legado medioambiental para nuestros hijos.

 

13537595_10209854301294938_4491201123530781094_n

Eduardo Acuña Fuentes

sostenibilidad@bch.cl

BCH CONSULTING

ww.bch.cl

229 418 888

 

 

Revista Tècnicos Mineros

 

 

Comenta esta Noticia!

Bienvenidos!

Hola, este es un mensaje de prueba.

Muchas gracias por visitarnos!